Sábete Sancho que nadie es más que otro si no hace más que otro

Miguel de Cervantes