Revista Vbeda Revista Ibiut Revista Gavellar Diario La Provincia Semanario Vida Nueva Revista Don Lope de Sosa
Trozos de nosotros mismos
Revista Códice Redonda de Miradores Artículos Peal de Becerro. Revista anual Fototeca Aviso
y más: En voz alta Club de Lectura Saudar.es Con otra voz En torno a la palabra

Úbeda

Guía histórico artística de Úbeda. En las mejores librerías. Pulse para conocer las fuentes que nos avalan


Quizás la mejor Guía de Úbeda.

 
    

Los primeros pasos de la imprenta en Úbeda (II)

Aurelio Valladares Reguero

en Ibiut. Año V, nº 22. Febrero de 1986, pp. 18-19

Volver

        

Hace algunos meses los actuales archiveros de Úbeda, Ramón Beltrán y Vicente Ruiz, que han iniciado una importante tarea de catalogación de documentos en el Archivo Municipal digna de todo encomio, reclamaron mi atención sobre unos libros de registro de Matrícula de las personas que deben pagar el repartimiento del subsidio industrial y de comercio. Se trata de dos volúmenes que comprenden los años 1836 y 1862—1881, respectivamente, y que me han proporcionado un material complementario de indudable valor para el tema que nos ocupa.

Sirviéndose, pues, de estas dos fuentes, las obras impresas que he conocido y que recojo en el trabajo citado, así como los actos reseñados en los mencionados volúmenes del Archivo Municipal, mediante el correspondiente cotejo, voy a tratar de reconstruir los primeros pasos de la imprenta en Úbeda.

* * *


El primer volumen del Archivo comprende, como ya se ha indicado, los años 1836—1861. Pero hay que advertir que es a partir de la relación correspondiente a 1846—47 cuando por primera vez figuran personas o entidades a las que se aplica algún oficio relacionado con el mundo del libro y que irán saliendo ya en todos los años sucesivos. Las denominaciones utilizadas son las de "encuadernador de libros", "impresor", "impresor de estampas", "librero", "timbrador de papel y tarjetas" y "vendedor de papel y otros objetos de escritorio ".

Cabe suponer con toda lógica que difícilmente establecimientos dedicados a estos menesteres pudieran sostenerse únicamente con los trabajos de imprenta. Sin duda serían complementarios de otros, como la venta de libros y material de escritorio, trabajos de encuadernación, etc. Esto explicaría la circunstancia de que algunos aparezcan con denominaciones distintas de unos años a otros.

Quisiera destacar también que en los años finales del primer volumen (1856—1861) y en el primero del segundo volumen (1862) se consigna también la calle, dato de enorme importancia porque puede servir para aclarar otros pormenores.

Vayamos ya a la reseña concreta de los impresores ubetenses siguiendo el orden cronológico de aparición en los libros del Archivo. En cada caso se hará referencia a las obras impresas de las que tengo noticia.

Cándido Martínez

Es el primero en aparecer. Figura en los años 1846—47 y 1848, en solitario, como "encuadernador de libros"; en 1849, junto a Juan José Górriz, ambos como "encuadernadores de libros"; en 1850 como "impresor de estampas", al lado de Sres. Franco y Compañía, "impresor"; en 1851 y 1852 vuelve a figurar como "encuadernador de libros"; no aparece en 1853, y finalmente, en 1854, lo encontramos en dos apartados: uno como "impresor" y otro como "librero".

Es muy posible que tenga alguna relación con Domingo Martínez, persona ya más conocida, que aparece en 1862 en los registros como impresor y que en esta misma fecha publicó un libro poético, detalles a los que haré alusión más adelante.

En cualquier caso, debo advertir que no ha llegado a mis manos ningún libro impreso de Cándido Martínez, por lo que cabría deducir que sólo se dedicaría a la impresión de estampas sin llegar a trabajos de más envergadura.

Juan José Górriz

Aparece por primera vez en el registro de 1849 como "encuadernador de libros". No se consigna su nombre en los cinco años siguientes y vuelve a figurar desde 1856 a 1859 como "impresor", primeramente en la plaza de Toledo y luego en la calle de Trinidad. Tendrá una nueva aparición en el año 1864—65 en la calle Ancha y desde 1865—66 a 1869—70 en la del Postigo.

Si del anterior decía que no conocía obras impresas, de éste sí he visto un número bastante importante de libros y que además coinciden en cuanto al año de impresión con los que constan en el registro del Archivo.

En 1849 imprimió Górriz dos libritos de 20 páginas cada uno: un Reglamento de la Sociedad Lírico-Dramática de Úbeda y un Sermón predicado en la Insigne Iglesia Colegial de Úbeda por don Roque de la Torre Chinel. Mientras no haya noticia de otras obras anteriores tendremos que considerar a estas dos como los primeros impresos ubetenses. Y a título de curiosidad bibliográfica diré que el Reglamento se encuentra encuadernado en un volumen de "Varios" que perteneció a la colección de José Gallego Díaz y que se halla en la Biblioteca Municipal y que el Sermón lo he visto en la biblioteca particular del ubetense José Angel Almagro Alises.

En 1856 salieron de esta imprenta otro Sermón de don Roque de la Torre Chinel predicado esta vez en San Pablo y un Programa de festejos en honor de la Purísima Concepción.

De los años posteriores conozco otras obras impresas por Górriz: dos en 1864, una en 1868, una en 1869, dos en 1872 (esta vez figura Viuda de Górriz) y otras dos en 1885, a las que habría que agregar una hoja que contiene una Salve en la que no consta el año de impresión. Algunos de estos libros son ya de una cierta entidad, sobrepasando a veces el centenar de páginas, y de temática variada (religiosa, literaria, estudios médicos, memorias-informes, etc.).

Sres. Franco y Compañía

Esta y la anterior son las dos imprentas más notables de esta primera época en Úbeda.

En los registros figura como "impresor" desde 1850 a 1857, constando en los dos últimos años su ubicación en la calle del Real.

Ya en 1850, un año después de los dos impresos de Górriz antes destacados, salieron de esta imprenta dos obras: un devocionario del que posee un ejemplar Natalio Rivas y una traducción en verso castellano del Miserere de la que es autor el famoso Fray Diego José de Cádiz, obra que he visto en la Biblioteca Nacional de Madrid.

En cuanto a los años siguientes he tenido acceso a tres obras más que se publicaron, respectivamente, en 1853, 1854 y 1855.

A partir de 1862 esta imprenta debió de fusionarse con la de Domingo Martínez, al que citaré más adelante.

Luis Villacañas

Figura en los registros de 1853 como "impresor', 1854 y 1855 como "encuadernador de libros" y 1865-66 como "impresor" (constando en este último caso su ubicación en la plaza de Toledo), pero no tengo noticia de libros impresos por él.

Sebastián y Simón Barután

Ambos aparecen como "impresores" en la calle del Real, el primero en 1859 y el segundo en 1860. Tampoco en este caso tengo constancia de obras impresas.

Blas Francisco Franco

Figura en el registro de 1861 como "impresor" en la calle de Gradas. Es la única noticia que poseo sobre este señor, si bien es muy posible que se trate de algún miembro de la familia Franco, antes citada, cuya actividad impresora duró desde 1850 a 1857 y que luego se asociaría, en 1862, con Domingo Martínez.

Aurello Valladares Reguero
Catedrático de Lengua y Literatura Española