Revista Vbeda Revista Ibiut Revista Gavellar Diario La Provincia Semanario Vida Nueva Revista Don Lope de Sosa
Trozos de nosotros mismos
Revista Códice Redonda de Miradores Artículos Peal de Becerro. Revista anual Fototeca Aviso
y más: En voz alta Club de Lectura Saudar.es Con otra voz En torno a la palabra

Úbeda

Guía histórico artística de Úbeda. En las mejores librerías. Pulse para conocer las fuentes que nos avalan


Quizás la mejor Guía de Úbeda.

 
    

Historia de las calles de Úbeda: El Real (II)

Juan Ramón Martínez Elvira

en Gavellar. Año IX, nº 105-106. Agosto Septiembre de 1982, pp. 12-13

Volver

        

SUS ACTIVOS COMERCIANTES

Si los talleres de artesanos y menestrales dan al Real su más relevante caráoter al inicio de su historia, las tiendas de sus comerciantes constituyen una nota distintiva a lo largo de toda su existencia.

Las mercerías, muy especialmente (hay botoneros, peineros, abaniqueros, cinteros y, en resumen, buhoneros), hacen del Real —ya desde 1574— su sede más apetecible.

No faltan tampoco las sombrererías (algunas especializadas en la fabricación de bonetes), guanterías, cordonerías y los establecimientos dedicados a la compraventa de ropa (ropavejeros, jubeteros, sastres).

El ramo de la alimentación también ubica en esta calle un buen número de tenderos, muchos de ellos dedicados a la especiería. Tampoco dejan de verse buñoleros, aceiteros, pasteleros y confiteros (las confiterías en el Real son casi un establecimiento permanente).

La primera ferretería que como tal se inserta en los padrones del Real corresponde al año de 1785 y se establece en la acera de los nones. Sin embargo, antes de esa fecha, algunas de las funciones propias de este tipo de comercio la venían ejerciendo desde los primeros años los panilleros, cerrajeros y herreros.

La moda deja también en el Real la fuerza de su impacto: en 1732 hay un fabricante de pelucas y unos años después otro de coletas (coletero).

Por otro lado, los mercaderes en general —con tienda en el Real o sin ella— tienen también un destacado puesto como vecinos en el Real: Juan García, en el XVI; Juan de la Fuente, a caballo entre los dos siglos; Domingo Martínez, Juan Gómez Jorge, Pedro de Cózar, Blas de Vigara —estos dos últimos llegan a pagar de impuestos hasta tresducados— y Alonso Rodríguez aparecen, todos ellos, en el XVII.

En el siglo de la Ilustración, los comerciantes pasan desapercibidos para volver a otro momento esplendoroso en el siglo XIX. Algunos de sus más destacados representantes son don Juan D'Arget, don Francisco de Paula Torrente (1843-85), Andrés Dinelli y don Juan de Ispizua, oriundo ,de Bilbao, establecido en Úbeda sobre 1854 y que diera su apellido al demolido molino de la calle del Gallo.

SUS REFINADOS ORFEBRES

Pasada la mitad del XVII comenzamos a ver agrupados en el Real al gremio de los plateros.

Al igual que decíamos sobre los artífices del calzado, también en el Real, a partir de esta época, podría haberse denominado Calle de los Plateros o de las Platerías.

El primero de ellos hace su aparición en 1660: es José Sazurca, a quien seguimos viendo hasta 1675, unas veces en la acera de San Pablo, las más, y otras en la opuesta. A partir, pues, de Sazurca se van sucediendo los distintos plateros. Los correspondientes a la acera de San Pablo son:

— Antonio Molina (1670-71).
— Roque de Raya (1675-1696), que también ejerce el cargo de Jurado.
— José de Troya (1678-1722), a quien a partir de 1709 comparte el oficio con su hijo Agustín.
— Don Antonio Muñoz de la Villeta (1715-20), del que, por otras fuentes, conocemos que llegó a regidor de la ciudad.
— Don Diego Luque (1719-31).
— Alfonso (1722-23).
— Juan Ruiz (1732-34).
— Vicente de Campos (viene apareciendo hasta 1734).
— Francisco Gallego (1741).
— Sebastián de Campos (1741-49).
— Baltasar Murciano (1785-1797). En este último año contaba cincuenta años ,de edad y era viudo, con dos hijas.
— Pedro de Campos (1785-91).
— Antonio León (1814-42).
— Don Pedro García (1842-60).
— Don Juan García (1851-54),
— Don José León, hijo (1854).
— Blas León Bayona (1860-80).
— Mariano Concha Raya (1875-80). Era de Baeza y había nacido en 1822. En el último de los años mencionados llevaba cuarenta y cinco años viviendo en Úbeda.
— Y Antonio Montero Manrique (1875).

En la jurisdicción de San Pedro encontramos a:

— Antonio Molina (1674-75). Lo vimos también en la de San Pablo.
— Benito Pérez (1675).
— Francisco Vela (1719-20).
— Francisco Burruero (1739-41).
— Francisco Gallego (1749). Aparecía también en la otra acera.
— Cristóbal Ruiz (1757-1814), del que no sabemos si se trata del mismo individuo o de varios homónimos.
— Andrés de Medina (1822).
— Don José Dat Ibáñez (1857-85).
— Pedro García Vílchez (1885).
— Y Francisco García (1885).

OTROS ARTISTAS

El primer pintor que se censa en la acera de San Pablo es Pedro de Herrera, allá por 1587. En 1629 aparece el ensamblador Diego de Quesada. En el bienio 1696-97 se muestra al pintor Gabriel Velasco y en 1796 a su colega Francisco García. Un año después hace su aparición el músico don Francisco Paredes.

Ya en el siglo XIX, concretamente en 1854, vemos empadronado por única vez a don Santiago Durán, nacido en Úbeda y contando por entonces veintidós años. En el 75 se incluye a otro pintor, natural de Almería, pero vecino de Úbeda desde hacia veinte años, llamado Blas López Martínez. También en este mismo año se da cuenta de un organista ciego, Juan Roa Fernández, que continúa en 1880.

Por su parte, en la demarcación de San Pedro, vemos a:

— Alonso Sánchez, pintor (1612).
— Molina, maestro de dançar (1656).
— Don Gregorio Pico, músico (1757).
- Y José Camprubí, músico también(1814).

LA ESTAFETA DE CORREOS

En el año de 1627 y en la acera izquierda del Real aparece como "correo" Diego Martínez. En el padrón siguiente, correspondientes al año 1629, se menciona la estafeta, en la cual trabaja y vive el dicho Martínez.

CARGOS PÚBLICOS

Bajo la jurisdicción parroquial de San Pablo se censan:

— El regidor don Juan Caballero (1725-1739), difunto ya en 1741, año en que aparece su viuda doña Isabel de Asarta.
— El síndico de los Santos Lugares Juan Castaño (1656).
— El depositario de Milicias Bartolomé Gómez (1722).
— El alguacil mayor de alcabalas Juan Benito (1722). En el 17 está incluido en San Pedro.
— El tercenero que ocupaba dicho cargo en 1739.

En la de San Pedro vemos:

— A los regidores Juan Francisco Noguera (1674) y Juan de Alaminos (1674-75).
— A los receptores del papel sellado Antonio Palomino (1702) y Carlos Fernández (1719-25).
— Al síndico de la Redención Francisco Toral (1709-25).
— A los sucesivos receptores de las carnicerías comprendidos entre 1711 y 1725.
— Al depositario de arbitrios don Juan de Esmenota (1722-39).
— Al síndico de San Francisco, don Agustín Moncayo, boticario de profesión (1723-34).
— Al mayordomo —no sabemos de qué hermandad— don Luis del Salto (1742).
— Al jurado Pedro Díaz (1748-57), finalmente.
(Continuará)

Juan R. MARTÍNEZ ELVIRA