Revista Vbeda Revista Ibiut Revista Gavellar Diario La Provincia Semanario Vida Nueva Revista Don Lope de Sosa
Trozos de nosotros mismos
Revista Códice Redonda de Miradores Artículos Peal de Becerro. Revista anual Fototeca Aviso
y más: En voz alta Club de Lectura Saudar.es Con otra voz En torno a la palabra

Úbeda

Guía histórico artística de Úbeda. En las mejores librerías. Pulse para conocer las fuentes que nos avalan


Quizás la mejor Guía de Úbeda.

 
    

El mal llamado palacio del Conde de Gavia

Ginés de la Jara Torres Navarrete

en Ibiut. Año XX, nº 111. Diciembre de 2000, pp. 24-25

Volver

        

Se trata de la casa solar de los Chirino de Narváez, cuya fachada principal dio en un principio a la calle Narváez, casa que formó parte de los bienes del vínculo de don Lope Chirino de Narváez, con agregaciones de don Lope Chirino y Molina, regidor de Ubeda en 1510, armado caballero por Fernando el Católico y casado en Úbeda con doña Leonor Mexía de la Cerda, agregaciones realizadas en esta ciudad el 6 de octubre de 1569 según consta ante el escribano de Ubeda Manuel de Elbo (1).

De cómo pasa el vínculo de los Chirino de Narváez a los Arrese antequeranos, señores de la Casa de Arrese en Vergara, es a buen seguro que a través de alianzas matrimoniales, pues el VI Señor de la Casa de Arrese, IV Señor de Cauche y I° Señor de Villanueva del Castillo don Martín Pérez de Arrese, casó con doña María de Narváez y Rojas, sextos abuelos de don Francisco de Rojas Díez de Tejada a quien perteneció la Casa de los Chirino de Narváez en 1842.

Nótese que a partir de Lope Chirino y Molina y doña Leonor Mexía de la Cerda, los hijos de éstos optan por llamarse unos Narváez y Chirino y otros Chirino de Narváez.

DE CUÁNDO Y CÓMO VENDIÓ DON FRANCISCO DE ROJAS EL PALACETE DE LOS CHIRINO DE NARVÁEZ

Poseemos un curioso manuscrito de don Francisco de Rojas Díez de Tejada, llegado a nuestro poder a través de los vínculos familiares que nos unen a su familia, en el que consta que en 1861 era vecino de Antequera, en cuya ciudad otorga poder el 10 de diciembre de 1842 ante Francisco Gómez de Vargas, escribano público de Antequera, a favor del famoso personaje don José Cotrina, por el cual da poder bastante a éste para vender su casa principal sita en la placeta de Santa Clara, frente al Monasterio del mismo nombre, perteneciente al vínculo de don Lope Chirino de Narváez.

El palacete en cuestión lo adquirió don Angel Fernández de Liencres y Pando, primer marqués del Donadío, en 29.000 reales de vellón. La escritura se protocolizó en Ubeda el 23 de diciembre de 1842 ante Manuel de Elbo (2).

DE CÓMO LLEGA AL CONDE DE GAVIA EL PALACETE DE LOS CHIRINO DE NARVÁEZ

A la muerte de don Ángel Fernández de Liencres ocurrida en Ubeda el 22 de noviembre de 1849, toca en partición este palacete a su hija doña Angela Fernández de Liencres y Carvajal, casada en Madrid el 17 de mayo de 1834 con don Pedro de Losada Quiroga Gutiérrez de los Ríos, X conde de Gavia y VIII conde de Valdelagrana, quienes lo poseyeron hasta 1926 en que lo enajenaron en favor del Ayuntamiento de Úbeda, pues en acta capitular de 12 de marzo de 1926 dicen: "Se adquiere la casa con toda la extensión superficial consignada en la escritura con inclusión de la casa de la calle de Narváez que está inmediata por su espalda a la misma". El Ayuntamiento paga al Sr. conde de Gavia 60.000 pesetas de las de entonces con exclusión del Molino de Aceites contiguo.

LAS ÚLTIMAS PROPIEDADES DEL VÍNCULO DE LOS CHIRINO

Sabemos por el mentado manuscrito, que don Francisco de Rojas fue enajenando las propiedades del vínculo que poseía en Úbeda de forma escalonada. Con anterioridad a 1860 ya había vendido gran parte de su patrimonio en Úbeda. En 1861 vende que sepamos a la marquesa de la Rambla todas las tierras del Villarejo y del Cerro de San Ginés. A don Miguel de Godoy le vende el Haza de los Pesebres con 50 fanegas, y a don Manuel Pelayo las viñas de la Huerta del Caballo.

En 1862 sólo le restaba por vender una casa en la calle de las Minas o Cruz de Martos, otra casa en la calle del Puerto del Queso, dos solares en la Cruz del Gallo, una viña en la Esperi11a,15 fanegas de tierra en San Antonio, dos en Campuzano, la huerta de Pedro Vela y los olivares de Gil de Haza. En el comentado manuscrito aparecen también las cuentas de la Remonta de Úbeda en las que figuran las heredades de Ninches, Torrubia y El Pósito, sobre las que ejercía su mando a buen seguro el padre de don Francisco, don José María de Rojas y Arrese Quesada y Toledo, Brigadier de los Reales Ejércitos.

Con esta probanza, queda rescatado el origen de otra de las casonas más sólidas y nobles de Ubeda, hasta hace escasos años espacioso Cuartel de la Guardia Civil.

Ginés Torres Navarrete
(Cronista de Sabiote y Torreperogil)

(1). Leg. 1988 f. 797 fecha 23-12-1842.
(2). Ídem, ídem