No logra la vanidad lo que sólo es privilegio de la inteligencia.

Benito Pérez Galdós.